Un final feliz para una pedida de mano

 

Un final feliz para una pedida de mano.

Blanca & Diego.

Hacienda Los Ángeles.

Esta historia comienza para nosotros hace unos meses, el 12 de octubre de 2017.  Acudimos a la boda de Cristina y Adolfo en la Alquería de Santa Eufemia en Tomares (Sevilla) y allí, en pleno convite de bodas, un invitado, Diego, se levantó durante la cena y sorprendió a todos pidiendo la mano de su novia, Blanca.

Fue un momento muy emotivo que sorprendió al resto de invitados.  Aquí os dejamos unas bonitas fotografías de lo que os contamos.

 

 

La Boda.

Pasaron unos meses y recibimos una llamada de Blanca.  Se casaba y quería contar con nosotros para su boda.  ¡Qué felices nos hizo!  Sentimos que podíamos continuar una historia de la que fuimos testigos en un momento crucial.

Blanca y Diego son una pareja de sevillanos que por motivos laborales tuvieron que trasladarse a Madrid, pero su boda querían que se celebrara en Sevilla con su gente.

La boda civil y el convite transcurrió todo en un mismo sitio.  Un lugar encantador y lleno de magia, con un montón de rincones evocadores,  Hacienda Los Ángeles. en Alcalá de Guadaíra (Sevilla).  El catering lo sirvió Catering Dávila.  La puesta en escena fue un puro espectáculo y la comida sobresaliente.  Es para hacer una llamada de atención a la decoración del lugar y las mesas que presentó Dávila.  Toda la boda estaba orientada a los tonos dorados, y así se ve en todos los detalles.  Fijaos en las uñas de Blanca.

Diego es un apasionado de las motos e hizo su entrada a la hacienda en moto, Blanca del brazo de su padre. Todo muy sereno.

Al terminar la ceremonia salimos de la hacienda y tuvimos la suerte de encontrarnos un campo de trigo en el momento justo.  Todo quedó precioso…, el atardecer, el trigo, y por supuesto las pasadas de aviones con compañeros pilotos de Diego.

Tuvo un comienzo y un final feliz.  Nos encantan estas historias de las que somos testigos.

Aquí tenéis la mayoría de participantes en la boda:

Vestido novia: María Baraza.

MUA: Nuria Villa.

Ramo: Lola Muñoz Floristería.

Joyería: Suárez.

Pendientes novia: Aristocrazy.

Tocado: Prune The Flowers.

Venue: Hacienda Los Ángeles.

Catering: Dávila.

Saxofonista: Anthony Jiménez.

Os dejamos con las fotos de esta preciosa boda:

 

Un final feliz para una pedida de mano

Un final feliz para una pedida de mano

Un final feliz para una pedida de mano

Un final feliz para una pedida de mano

Un final feliz para una pedida de mano

Un final feliz para una pedida de mano