La boda…, en la playa

Boda en la playa (El Palmar)

La Boda de Ana y Cano

Chiringuito Ámbar. Playa de El Palmar (21 de septiembre de 2018)

Y la boda…, en la playa es una bonita historia, la de Ana y Cano que nos recuerda mucho a La Dama y el Vagabundo.

Cano se empeñó en conocer a aquella camarera que trabajaba poniendo copas en un bar de Alcalá de Guadaíra que frecuentaba con amigos.  Un día le dejó un libro en el bar para que ella lo encontrara, “El sentido de la vida” y a partir de ahí surgió una relación.

Eran dos polos opuestos que rara vez coinciden.  Ella, una niña bien que no había ido nunca de camping, y él, un trotamundos a bordo de su furgo.  Ella, tranquila e introvertida, y él extrovertido e incansable.

Algo más de cuatro años de relación habían pasado cuando Cano pidió matrimonio a Ana en el faro de Camarinal.  Desde el faro podía leerse escrito en la arena de la playa “¿Te quieres casar conmigo?”

El día de la boda

La ceremonia se celebró al aire libre; un atardecer en la playa junto a un pequeño altar y acompañados por amigos íntimos y familiares.  Fue oficiada por los mejores amigos de ambos.  Sencilla y muy emotiva.  La celebración bajo las estrellas en el chiringuito Ámbar, playa de El Palmar en Vejer de la Frontera (Cádiz). 

El chiringuito estaba decorado con un paraguas de luces que montó el propio novio el día antes, y que lucía genial.  La decoración de los espacios era de estilo tropical.  El banquete fue un cocktail servido por Catering Las Torres.  De Las Torres, nunca nos cansaremos de mencionar su profesionalidad en cada detalle y como se vuelcan con los novios, los invitados y los profesionales que trabajamos allí.

El vestido de Ana en crepe y organza de silueta sirena, escote barco y manga larga con aplicaciones de pedrería y plumas…, Pronovias.  Los pendientes, de la colección de joyas de novia de Vicky Martín Berrocal.  Los zapatos, unas sandalias plateadas con una disimulada tira de pedrería de Rosa Clará.

Cano tenía claro que no quería chaqueta y eligió dos piezas de pantalón y chalequillo color tierra beige, camisa blanca, y corbatón y zapatos burdeos de Sastrería 7.  Lo más llamativo, los tirantes y por supuesto el reloj de bolsillo de plata que le regalaron los padres. 

No se nos puede olvidar que la música corrió a cargo del crack Javi Rubio de Sabor a Sur.

 

Si tienes curiosidad por ver cómo fue la preboda de Ana y Cano, puedes verla aquí 🙂

 

Estudio Fotografia Sevilla

Instagram

RosseBlanc fotógrafos de boda en Sevilla (Spain). Available worldwide.

hola@rosseblanc.com

+34 639 544 718

Fotografía RB Sevilla SL - B90393745 -. Calle Antonio García Corona 4. 41010 Sevilla

Política de Privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: