entre aracena y espartinas

 

Entre Aracena y Espartinas, una boda de informáticos.

Boda de Mari Ángeles y Pablo.

Hacienda El Cortijuelo (Espartinas – Sevilla).

 

Cuando compartes experiencias importantes con personas que te llegan, es difícil elegir qué frases te reservas para el recuerdo.  Con Mari Ángeles y Pablo ocurre esto, pero nos dijeron algo el día que recogieron su álbum y se despidieron, que difícilmente olvidaremos:

Han sido tan intensos e importantes los momentos que hemos vivido juntos que se nos hace difícil despedirnos; aceptar que se ha acabado.  Volveremos de visita.

Dedicarse a la fotografía o al vídeo de bodas, no te hace rico, ni siquiera genera lo suficiente para vivir holgadamente, y el trabajo es agotador, eterno, pero engorda, y engorda mucho.  Te llevas a casa un montón de sensaciones agradables, de agradecimientos, de amigos…, y cuando acaba la temporada estás deseando volver a revivirlo.  La fotografía engancha emocionalmente y si es fotografía de bodas, engancha doblemente.

Mari Ángeles y Pablo son una pareja de informáticos que destacan por ser buenos conversadores, abiertos, muy atentos y amables, pero a su vez muy decididos en las decisiones que toman.  Somos muy entrometidos en algunos asuntos, y casi siempre preguntamos el motivo por el que se deciden por nosotros.  Mari Ángeles y Pablo, no rehusaron la pregunta, al contrario, parecía que estaban deseando que les preguntáramos y nos sentimos abrumados porque su respuesta fue casi un decálogo.  Confirmamos que tienen los informáticos una especial predilección por optimizar el tiempo, el espacio y el dinero.

La Preboda.

A Mari Ángeles y Pablo les apetecía hacer el reportaje fotográfico de pareja en la naturaleza.  Quizás, todos estamos buscando la excusa para salir de la ciudad y en uno de esos días de primavera en los que el Sol apareció en el cielo, hicimos una escapada a Aracena.  Pablo está muy vinculado a este pueblo del norte de la provincia de Huelva.

El Parque natural de Sierra de Aracena y Picos de Aroche es una una zona boscosa repleta de robles y senderos señalizados.  Es una gozada recorrer esos senderos donde parece que el tiempo se detiene, y detalles que en la ciudad desaparecen aquí cobran importancia.  El sonido del agua corriente por el sinfín de arroyos, el viento entre las hojas de los árboles, el olor a hierva, los pájaros…

Después de pasar un buen rato recorriendo parte de ese paisaje no trasladamos a lo más alto de Aracena, su Castillo.  Nunca habíamos estado allí, y el atardecer es impresionante.  Las vistas espectaculares.  Merece la pena visitarlo y quedarse a ver como el Sol se oculta.

 

 

La Boda.

El día se presentó espectacular, a pesar de que todos los augurios eran de lluvia.

La ceremonia, muy amena, se ofició por la tarde en la Parroquia de Santa María de la Estrella de Coria del Río.  Mari Ángeles estaba guapísima acertando en todo lo que lucía, y Pablo súper elegante.

Una vez acabada la ceremonia nos trasladamos a Espartinas a la coqueta Hacienda El Cortijuelo perfectamente decorada y con una luz preciosa al caer la tarde.  El cocktail se hizo muy ameno.  Con buen ambiente, buena música, y buenos aperitivos…, todo va como la seda.  

Amenizaban los chicos de Rockadelia, como siempre de diez.  Nunca dejan de sorprendernos para bien.  Contratarlos es garantía de profesionalidad y éxito. 

El cocktail y el convite fueron servidos por El Candil, y nunca nos cansaremos de mencionarlos por el buen trato que nos dan y la calidad de todo el servicio.  Gracias Ricardo.

Aquí tenéis los nombres y enlaces de los participantes en esta boda:

Venue: Hacienda El Cortijuelo

Catering: Grupo El Candil

Peluquería y belleza novia: Marieta Nogueras

Vestido Novia: Jesús Peiró

Joyería: Quintero

Complementos Novia: Lupe de la Villa (Tocado y detalles del vestido de novia)

Zapatos Novia: Zinco

Traje Novio: Lista

Zapatos Novio: Pasarela

Música DJ: Rockadelia

 

 

Podéis ver otras reportajes de bodas aquí o aquí.