Fotografía de Boda: La Preboda

 

Fotografía de boda: la preboda.

Ana & Cano

Sesión fotográfica de pareja en el Cerro del Hierro

 

Con ellos fue amor a primera vista.  Nos enamoramos desde que pusieron un pie en el estudio.  Tanta fue la conexión que incluso antes de pasarles el presupuesto, ya estábamos hablando de cómo serían sus fotos, y de lo bien que nos lo íbamos a pasar.  Pocas veces podemos encontrar una conexión tan rápida con alguien, pero cuando se produce es especial.  Quizá lo más importante en este tipo de reportajes para hacer fotografías es que exista cierta conexión entre quien hace la fotografía y quien es fotografiado.

Para su sesión de pareja, teníamos que encontrar el sitio perfecto porque ellos, Ana y Cano son espíritus libres.  Se montan en su furgo y tiran millas, pocos planes, mucha aventura y con una idea sobre todas, vivir y vivir con intensidad.

Quedamos temprano por la tarde pero se presentaron con una tarta.  ¡La primera en la frente!  ¿Quieres un fotógrafo motivado?  No hacía falta motivación, pero la tarta y la tertulia con el café, era todo lo que necesitábamos para sentirnos amigos de mucho tiempo.  Lo confesamos, conquistados.

Nos dirigimos al Cerro de Hierro en la sierra sevillana y allí entre risas pasamos toda la tarde.  Esas rocas calizas erosionadas, el color del óxido allí donde mires, y los restos desperdigados y abandonados de las infraestructuras de la antigua explotación minera, hace que te sientas en un escenario de película, más que en plena naturaleza. Disfrutamos como niños chicos.  También lo pasamos que se nos hizo de noche y seguíamos haciendo fotos y bebiendo cervezas.  Todo fluyó, no hubo impostaciones, ni poses, ni ponte aquí o allí, sólo lo pasamos bien; ellos y nosotros.

Como no podía ser de otro modo acabamos cenando a las tantas de la noche en un pueblo perdido de la sierra de Sevilla.  Inolvidable aquel día.